Stephen Downes en Rosario: "Estamos en el centro de nuestra propia red de aprendizaje personal"


Stephen Downes –canadiense, especialista en e-learning y gestión del conocimiento con TICs- pasó por Rosario y brindó una interesante conferencia acerca de cómo usar Internet para aprender y crear nuestros propios conocimientos.

Organizada por el Centro de Estudios Canadienses, la Especialización en Comunicación Digital Interactiva, el Instituto de Estudios Universitarios UNR 2020 y la Dirección de Comunicación Multimedial de la Universidad Nacional de Rosario, la conferencia dio inicio con la primera premisa de Downes: “Internet es el más grandioso sistema para aprender que se haya inventado nunca”.

Desde allí, el especialista comenzó a desarrollar su hipótesis acerca de que vivimos en un estado de “shock pasado”, esto es: pretendemos vivir hoy con métodos y expectativas que pertenecen a un tiempo anterior. “Todavía creemos que existe un único punto de vista válido, una sola respuesta correcta, una verdad por revelar. Buscamos siempre conocer las causas, solucionar los problemas”, explicó Downes, para quien estamos ya lejos del mundo ordenado según categorías rígidas. “La comprensión confusa es hoy la comprensión correcta porque así es el mundo en que vivimos: complicado y complejo”, afirmó.

De acuerdo a los postulados del especialista –que se encargó de aclarar permanentemente que las suyas no era máximas inamovibles, sino que probablemente cambiarían al día siguiente- lo complejo sucede cuando las partes implicadas interactúan, se afectan. Vivimos en un “sistema de variables múltiples” donde los movimientos de cada cuerpo no se pueden predecir con exactitud. En este orden de cosas, la mejor manera de comprender el mundo es “meterse en el problema y sentirlo”.



Si se traslada esa perspectiva al campo de la educación, entendemos por qué Downes sostiene que, más que los resultados, “lo importante es la experiencia del aprendizaje”. Desde esta postura, planteó tres principios para el aprendizaje (valederos tanto para el aprendizaje con tecnologías como para el que ocurre en los espacios tradicionales): la interactividad, la usabilidad y la relevancia.


“Lo que pasa en una entidad puede modificar a otra”
, afirmó Downes en relación al primer principio. Según el conferencista, la interactividad implica conversación, intercambio de ideas donde cada uno aporta sus experiencias singulares para crear una experiencia singular nueva: la nuestra. En este punto, el “contacto humano” es importante: “siempre tenemos más entusiasmo cuando sabemos que alguien nos leer o nos escucha”, expuso. Pero también es substancial que los contenidos sean “humanos”: para Downes siempre que queremos aprender algo, lo primero que hacemos es preguntar a nuestros amigos, a nuestro entorno. No salimos corriendo a tomar un curso sobre el tema. Por eso es primordial “construir nuestra propia red de interacción y colocarnos a nosotros mismos en el centro de la red”. Si la interacción “no viene hacia nosotros” es porque “crearla” es nuestra tarea y responsabilidad.

El especialista canadiense afirmó que tenemos que trabajar para hacer de la interacción un hábito y una prioridad. Se trata de compartir conocimientos, experiencias y opiniones, y hacerlo todos los días para que se nos vuelva un ejercicio. Es necesario “cultivar nuestra capacidad psicológica de gestión de la información”. Si practicamos y trabajamos los contenidos permanentemente, desarrollaremos nuestra capacidad para manejarlos. A eso se llama luego “dominio del conocimiento experto”.

En relación al principio de usabilidad, Downes planteó la necesidad de “hacernos responsables de nuestro propio aprendizaje”. Consistencia y simpleza son las claves en este punto. Según el autor del newsletter OLDaily, es preciso organizar los conocimientos y encontrar la manera que resulte más útil a cada uno. “Si algo no nos sirve, siempre podemos cambiarlo. De eso se trata el gran cambio de las tecnologías: es un cambio de actitud”, enfatizó.



Entre las proposiciones más interesantes sobre la usabilidad, apareció durante la conferencia la idea de que escribir en un blog “es una manera de entender lo que decimos”. Downes propuso que todos creáramos nuestros espacios para escribir en la web, que tomáramos notas de la vida y las representáramos de nuestra manera es esos sitios. “Tomar notas de uno mismo, convertir las cosas a nuestro propio idioma es comprender nuestro pensamiento”, explicó el conferencista.

Por otro lado, el principio de relevancia implica identificar lo que es importante para cada uno. Para esto será necesario, primero, crear el flujo de información y, luego, “filtrar, filtrar y filtrar”. Seleccionar. Convertir el contenido a nuestras propias vidas obliga a ser selectivo porque es imposible leerlo todo. “El conocimiento es la capacidad de reconocer, de determinar nuestras prioridades de información”, lanzó Downes.

Si, como afirmó el disertante, “estamos en el centro de nuestra propia red de aprendizaje personal”, es importante que encontremos modos propios de organizar la información, que podamos auto-dirigir nuestros procesos de aprendizaje, que seamos proactivos, que sepamos resumir los contenidos para nosotros mismos y que logremos organizar las herramientas de trabajo.

Luego de dos horas de disertación y casi como una sentencia final para habilitarnos el juego de seguir pensando y produciendo con sus palabras, Stephen Downes disparó: “Internet nos hace las cosas más fáciles, pero las mismas cosas podrían hacerse sin ella: lo importante es la actitud”.

…………………………..

A veces, es preciso que el orden del discurso de otro nos relate nuestra propia existencia para percatarnos de qué es exactamente lo que estamos haciendo. La producción de este artículo es, en términos de Downes, un intento porque la conferencia no se acabe en la sala de OSDE, porque mis apuntes de la charla no se pierdan en cajas de papeles, por hacer cuerpo con los contenidos y dejarlos aquí, “al azar de los encuentros”, para que otro también pueda servirse de ellos.

En este contexto, Pampa y la Vía es un recurso muy mío para organizar mis aprendizajes. Así que los links aquí debajo son marcas para mí, para tener a mano cada vez que quiera volver a esta información, indicios para recordar dónde buscar. Pero es probable que también le sirvan a Ud.:

Stephen Downes y cómo aprender nuevas tecnologías por Andrea Cummins

Stephen Downes en Rosario por Eugenia


Educación y procesos colaborativos en la web 2.0
por Alejandra Barbarelli


Conferencia de Stephen Downes en Rosario via Twitter, TIOD10
por emapey

Downes en Rosario por Alejandra Cáceres

5 comentarios:

María Laura Mecías | 5 de mayo de 2010, 10:53

Gracias Anahí por esta síntesis para los que no pudimos estar ahí.
Saludos,
Laura

Anahí | 6 de mayo de 2010, 7:24

Laura: muchas gracas a vos por pasar por estas pampas y dejar un comentario! Eso es lo que, en definitiva, acaba dándonos razones a los blogueros para seguir con nuestra tarea.

Daniel I. Krichman | 11 de mayo de 2010, 4:40

Me gusta mucho esta crónica, y más porque yo estuve ahí. Esto, siguiendo a Downes, me permite pensar que podré servirme de ella como referencia cada vez que necesite citar el evento, para: aprender haciendo y aprender construyendo el flujo de infomación.
Respecto a esto me gustó su precisa definición (oviamente revisitada por mí): el río no es el agua, es lo que fluye.
saludos!

eucada | 11 de mayo de 2010, 7:24

Buenísimo!! Me faltan más palabras... saludos!

Anahí | 12 de mayo de 2010, 17:40

Efectivamente Daniel: esta crónica está aquí para ayudarme a pensar a mí y para ayudar a pensar a otros...

Eucada: me alegro de que te haya gustado!

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails